Escuchar y ser escuchados

¡Holi, holi queridos Dopaminicos! Espero estén con bien ❤ y si hemos tenido días malos pues han sido de aprendizaje 😉 siempre dando paso a lo bueno y  lo mejor 😉

Quiero compartir con cada uno de ustedes este tema bien pero bien interesante que es sobre el ESCUCHAR. Todos necesitamos que nos escuchen. Necesitamos que haya alguien ahí que preste atención a lo que pensamos, a lo que sentimos, a lo que deseamos.Pero muchas veces esta necesidad tan básica no es satisfecha.

Imagen relacionada

Hablamos y necesitamos que nos escuchen, pero ¿quién lo hace? Estamos rodeados de gente que, a su vez, necesita atención. Cada uno con su historia, con su opinión, con sus argumentos, con su juicio y con su verdad. En casa, en la calle, en las redes sociales, en cualquier lugar hay gente deseosa o hasta desesperada por encontrar quien le dedique un poco de atención. Y ahí es donde podemos tomar dos caminos: O gritamos más fuerte, haciendo ruido hasta que nos escuchen, o nos decidimos a escuchar en primer lugar.

¿Qué tan a menudo nos sentimos realmente escuchados? ¿Qué tan a menudo escuchamos a otros?

Ser bueno para escuchar a otros requiere de la habilidad para escucharte a ti mismo. Si no puedes reconocer tus propias creencias y opiniones, necesidades y miedos, no tendrás suficiente espacio interior para realmente escuchar a nadie más. Por lo tanto, la base para escuchar con atención plena es tener conciencia de uno mismo.

Resultado de imagen para escuchar a otros y ser escuchado

Estos son algunos consejos para escucharte mejor a ti mismo y así poder escuchar mejor a otros.

  1. Haz un chequeo interno: “¿Cómo me estoy sintiendo justo ahora? ¿Hay algo que me impida estar presente para la otra persona?”. Si hay algo que te lo impide, decide si eso requiere ser atendido o puede esperar.
  2. Siente tu propia presencia, extiéndela hacia la otra persona con la intención de escuchar completa y abiertamente, con interés, empatía y atención plena.
  3. De forma silenciosa, nota tus propias reacciones conforme aparezcan —pensamientos, sentimientos, juicios, recuerdos. Luego vuelve a poner tu completa atención en quien te habla.
  4. Ofrece retroalimentación de lo que escuchas, utilizando las propias palabras de tu interlocutor si es posible, parafraseando o resumiendo el punto central. Ayuda a la otra persona a sentirse escuchada.
  5. Usa preguntas amigables y abiertas para clarificar tu propio entendimiento e indaga para saber más. Afirma antes de estar en desacuerdo. Reconoce el punto de vista de la otra persona —¡reconocer no es estar de acuerdo!— antes de presentar tus propias ideas, sentimientos o demandas.
Resultado de imagen para escuchar a otros y ser escuchado

Ser escuchado es un acto de liberación, pero también de catarsis. No cabe duda que hablar bien o escribir correctamente exige un arduo esfuerzo, pero también lo exige la práctica de la escucha, pues se interponen un sinfín de obstáculos en el proceso de escuchar. Sin embargo, no se valora del mismo modo.

Se enaltece al buen orador y se elogia al buen escritor, sin embargo, todos valoramos, intuitivamente, a la persona que sabe escuchar, la buscamos, deseamos sentarnos a su lado, estar con ella, porque todos, desde lo más profundo, necesitamos ser escuchados, especialmente cuando nos hallamos en situaciones límite y hemos perdido el control de nuestra propia vida. Espontáneamente sentimos placer al ser escuchados. No se trata de un placer sensitivo, sino espiritual.

Imagen relacionada

Escuchar los pensamientos de una persona, esos pensamientos del corazón que emergen de lo más profundo, es establecer una alianza empática con su ser, consiste en vincularse afectuosamente con el otro, aun en el caso, de estar radicalmente en oposición a lo que está expresando. Tendemos a escucharnos a nosotros mismos o a escuchar a las personas que nos interesan, pero descuidamos la escucha de la inmensa mayoría de las personas que nos rodean. Es evidente que no podemos, aunque lo quisiéramos, escuchar a todos, pero debemos escuchar atentamente, porque la escucha es un modo de ganar en sensibilidad humana, en sentido de la prudencia y de la humildad.

No podemos caer en la trampa de escuchar solamente a quienes nos interesan, puesto que, en ocasiones, la persona más digna de ser escuchada es la más imprevisible. Lo realmente clave, a pesar de todo, no es la cantidad de escucha que somos capaces de asumir, sino la calidad con la que realizamos tal ejercicio. No se trata de escuchar a cuantos más mejor, sino de escuchar con atención, con plena disposición, liberando las voces interiores que, como gritos, no dejan atender la voz del que habla desde el afuera. Una persona libre de prejuicios se dispone a escuchar a los otros más allá de su color de piel, condición sexuada u origen social, pero, para ello, ha tenido que desarrollar una intensa y reiterada tarea de liberación de prejuicios, lo cual sólo es posible si, previamente, es capaz de identificarlos y liberarse de los mismos.

Resultado de imagen para escuchar a otros y ser escuchado

Escuchar es un acto de hospitalidad, consiste en dar acogida al otro sin convertirle en lo mismo, sin diluir su identidad, experimentando la violencia de su identidad en el propio seno y dejándose herir, si es el caso, por tal identidad. No siempre es agradable escuchar, no siempre es placentero recibir el mensaje del otro, sobre todo, cuando éste critica nuestro modo de obrar y de vivir, pero la escucha que hiere es, habitualmente, la escucha que educa y transforma al ser.

Mis #Dopaminicos bellos  😀  La escucha es un acto de apertura al otro, la condición de posibilidad del diálogo, de la plena convivencia y desarrollo civilizado de las sociedades, pero también es un acto referido al ser personal. El malestar existencial que frecuentemente sufrimos se debe, en parte, a un defecto de escucha. Cuando uno se escucha, aprende a discernir dónde están los puntos dolorosos y cuáles son las razones de tal inquietud vital.

Resultado de imagen para meditacion gif

Me despido con un gran abrazo llenito de energía para cada uno de ustedes ❤ ❤ 😀 Conmigo será hasta el próximo #ViernesDeDopamina ~cambio y fuera~ 😉 😀  😉 

Fuentes:

“El placer  de ser escuchado”, Francesc Torralba Rosellò

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s